Seguimos enamorados del MATCHA, muy, muy enamorados.

Para todos aquellos que pensáis que el té es una bebida de invierno, os desmontamos
dicha idea con esta receta de Matcha latte frío.

INGREDIENTES

  • Una cucharadita de té matcha.
  • Un vaso de leche de avena, de soja, de arroz (de la vaca, si te empeñas).
  • Un poquito de miel, de azúcar de caña, de stevia. Al gusto.
  • 2ó 3 cubitos de hielo en el caso de que no tengas tiempo de dejarlo un ratito en el congelador para que se granice.

 
Mezcla todo con tu batidora y listo para beber. Cremoso, nutritivo y perfecto para las temperaturas veraniegas.

Puedes servirlo con unas rodajitas de fresa, de kiwi, de plátano o de cualquier fruta que te apetezca tomar e, incluso, espolvoreado con ralladura de coco, de chocolate, de canela…

También puedes presentarlo en forma de polos. Hay recipientes especiales para ello.
 
Por si todavía no te hemos convencido te recordamos que un vaso de té matcha, el oro verde,
equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor nutricional.

Salud!