Si te gusta el MATCHA, que sabemos que sí, que te encanta, que conoces su propiedades y que forma parte de tu dieta diaria, no dejes de probar esta receta que hemos hecho como experimento en casa y nos ha dejado entusiasmadas. Riquísimo y fácil de preparar, es, además, una forma perfecta de introducir a los niños en el saludable mundo del té.

BIZCOCHO DE MATCHA

  • Un bote de Nutella de 800 gr
  • 3 huevos
  • 6 cucharadas de harina (normal, integral, de espelta…)
  • 1 cucharada sopera de matcha japonés
  • 1 cucharita de levadura de repostería

ACCIÓN

  1. Poner toda la nutella en un recipiente (yo prefiero hacerlo después de tenerla un ratito al baño maría, así me resulta más fácil sacarla del bote)
  2. Cascarle los 3 huevos y mezclarlo bien
  3. Incorporarle la harina cucharada a cucharada, pasándola por el tamiz para que no deje grumos y, por último, la medida de MATCHA, trabajando enérgicamente la masa para que el té lo impregne todo.
  4. Añadir la levadura
  5. Engrasar un molde para horno con un poquito de mantequilla o aceite de oliva y rellenarlo con la mezcla.
  6. Introducir en el horno precalentado a 200º C de temperatura durante 20 minutos . Sacarlo y desmoldar cuando se enfríe.


OPCIONAL

Cubrir la mezcla antes de hormear con una fina capa de nueces, pasas, arándanos, almendra rallada, lo que prefieras. Puedes decorarlo espolvoreando un poquito de azúcar glass antes de servir y, por supuesto, acompañar con una taza de tu té favorito.

Teniendo en cuenta que mis habilidades culinarias son nulas, he de decir que la sencillez de esta receta hizo que me aplaudiesen en el desayuno, en la sobremesa y en la merienda. Ya sabes: matcha, matcha, queremos matcha, matcha…