TÉ BLANCO


Durante sólo unos días, cuando las hojas de la Camelia Sinensis están brotando después de un invierno de letargo, se recogen únicamente los brotes más jóvenes, aún cubiertos de un corto vello blanco. En este momento los brotes están llenos de energía y de nutrientes. Por todo ello el té blanco conocido como Yinzhen (agujas de plata) es un producto tan caro, exquisito y saludable.
Una vez recolectado, el té blanco apenas se manipula: se deja evaporar el agua de las hojas y se secan al aire y al sol manteniéndose intactas todas sus propiedades.
Durante siglos el consumo de te blanco estuvo restringido al emperador y sus allegados pues se pensaba que contenía el secreto para la vida eterna.

PROPIEDADES:

  • El té blanco ha sido descubierto recientemente como uno de los antioxidantes más potentes de la naturaleza. Estudios han demostrado que el té blanco contiene hasta cuatro veces más polifenoles (antioxidantes) que el té verde. Por lo tanto es muy eficaz en la lucha contra el envejecimiento y diversas enfermedades.
  • Aumenta las defensas del organismo
  • Neutraliza la actividad de los radicales libres culpables de la oxidación celular, envejecimiento y responsables en muchísimos otros casos de la aparición de cáncer.
  • Acelera el metabolismo, favoreciendo la reducción de grasa corporal y colesterol.
  • Depurativo
  • Desintoxicante
  • Ayuda a la digestión de los alimentos grasos, ya que estimula también las secreciones digestivas

PREPARACIÓN:

Calentar agua a 75º C  .Verter una cucharita de postre de té por taza. Dejar reposar unos 6 min aprox.